Reciclaje y recuperación de vehículos en el desguace

¿Sabía que los vehículos que alcanzan el final de su vida útil son considerados y se denominan también como Vehículos Fuera de Uso (VFU)?

Cuando el propietario de un automóvil considera que éste ya no es de utilidad o que no cubre las necesidades para las que se adquirió, tiene como obligación deshacerse del mismo y de asegurar que sea tratado de forma medioambientalmente correcta, de acuerdo a lo que establece la ley.

Para ello, tendrá que ser depositado en las instalaciones de un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT), comúnmente conocido como desguace, dónde además se gestionará de manera electrónica la baja definitiva en los registros de la Dirección General de Tráfico (DGT). Además, en este momento el vehículo será considerado como un residuo y recibirá un delicado proceso de descontaminación de componentes.

Durante el proceso de descontaminación se extraen los diferentes materiales y líquidos que resultan perjudiciales para el medio ambiente, además de clasificarse todos aquellos elementos que todavía pueden ser utilidad y que siguen cumpliendo la función para la cual fueron diseñados, hablamos de los recambios reciclados

¿Qué residuos peligrosos son los que se deben extraer del vehículo durante el proceso de descontaminación?

Principalmente, tendrás que ser extraídos todos aquellos elementos y líquidos que hacen que el vehículo reciba la condición de residuo peligroso. Así pues, serán retirados los aceites hidráulicos, todos los aceites que forman parte del motor, del diferencial o de la caja de cambios, el combustible, los líquidos de frenos, la batería, el anticongelantes y todos los filtros del vehículo.

Estos residuos son clasificados y almacenados en una zona segura hasta que son recogidos por el gestor de residuos correspondiente.

Además, elementos que no son peligrosos pero sí reciclables como los catalizadores, los plásticos y gomas o las lunas, también son clasificados y gestionados a través de gestores autorizados para la recuperación y revalorización de estos materiales.

Vehículo en proceso de descontaminación